Pizza con cebolla queso y nueces

Pizza de cebolla queso y nueces

Un relleno muy fácil y con mezcla de sabores riquísima

Pizza con cebolla, queso y nueces, una versión muy ligera, apta para vegetarianos y curiosos gastronómicos.

Cuando la probé la primera vez pensé que iba a extrañar la salsa de tomate, pero resultó que al dar el primer mordisco esta pizza me atrapó… esa base tostadita, con el sabor de la cebolla mezclado con el queso fundido, más lo dulce y crujiente de las nueces es sin duda muy especial.

La pizza es originaria del sur de Italia, de la ciudad de Nápoles. Las primeras fueron hechas en lo hornos de leña de las panaderías y era habitual encontrar a vendedores promocionándolas por las estrechas calles de la ciudad.

Los clientes las podían comprar por porciones y comérselas en la calle o llevarlas a casa.

Con el tiempo los italianos comenzaron a demandar lugares más cómodos para degustarlas y fue así como surgieron las primeras pizzerías.

A medida que se han popularizado las pizzas, han adoptado los sabores tradicionales de cada lugar, por ejemplo en Francia se utiliza el famoso queso emmental recién rallado sin lactosa, y en Estados Unidos han surgido estilos regionales, como la pizza Chicago, de mas gruesa.

¿Cuál es la pizza más original que has comido?

Hoy te traemos la receta de esta pizza con cebolla, queso y nueces, paso a paso desde la masa hasta el horneado.

Pizza con cebolla,queso y nueces
 
Preparación
Cocción
Tiempo Total
 
Autor:
Personas: 1 Pizza
Ingredientes
Ingredientes para masa: 2 pizzas medianas de 30 cm
  • 400 gramos de harina de trigo
  • 15 gramos de levadura en pasta(panadero)
  • 200 cc de agua templada
  • Orégano
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 pizca de sal
Ingredientes para la pizza
  • 200 gramos de Queso Gorgonzola o cualquier otro que prefieras sin lactosa
  • 1 cebolla blanca mediana
  • 100 gramos de nueces o ½ taza
  • Sal y pimienta negra
Preparación
  1. Prepara la masa de pizza siguiendo las instrucciones de la receta “masa fácil para hacer pizzas” Precalentar el horno a 180ºC o 350ºF.
  2. Pelar y cortar la cebolla en rodajas muy delgadas.
  3. Untar con aceite un molde de pizza y extender la masa.
  4. Si usas queso gorgonzola, añade una cucharada de salsa worcester o salsa inglesa y mezcla bien.
  5. Extender el queso por toda la masa.
  6. Cubrir con la cebolla y las nueces.
  7. Salpimentar al gusto.
  8. Hornear durante 10 a 15 minutos, hasta que la base esté crujiente y el queso comience a burbujear y se dore.
  9. Servir caliente.
Consejos del chef
- La temperatura para cocinar las pizzas debe ser alta, pero ten cuidado pues cada horno es un mundo.

 Y si te ha gustado esta receta
compártela en Facebook, Twitter o Pinterest, muchas gracias.

Con la suscripción al boletín, recibirás las recetas Sin Gluten Sin Lactosa.

Leer la Política de privacidad



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Valoración: